La misión de los ratones astronautas

 

En el marco de una investigación llevada a cabo por científicos del Departamento de Oncología, Biología y Genética de la Universidad de Génova, seis ratones fueron enviados al espacio, más precisamente a la Estación Espacial Internacional, ubicada a 400 kilómetros de la Tierra, donde estuvieron 91 días. Más allá del record de permanencia de animales en el especio que este hecho marca, los roedores tenían una misión especial: servir a un experimento que estudia los efectos de la ingravidez en seres vivos, puntualmente la pérdida de masa ósea. Con este fin, los ratones astronautas fueron divididos en dos grupos. Tres de ellos fueron modificados genéticamente para que produjeran mayor cantidad de pleiotrofina, una proteína ligada al crecimiento. Una vez regresados a la Tierra, se llevó a cabo el estudio comparativo que proporcionó, como explica el artículo publicado en la revista PLoS ONE, el siguiente resultado: los ratones modificados sufrieron la pérdida de un 3% de masa ósea de su columna vertebral, mientras que los restantes perdieron un 41,5%.
De esta manera, los científicos intentan avanzar en la solución a uno de los principales problemas que acarrean las largas misiones espaciales tripuladas, que es la gran pérdida de masa ósea de los astronautas debido a prolongados períodos en un ambiente de gravedad cero. Ahora las investigaciones se enfocarán en el posible uso de estas proteínas en humanos para mejorar las condiciones de los astronautas en misiones extensas

¿Que te Pareció? ¡Cuéntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s