Un Día como hoy en la Historia – 17 de abril

FALLECIÓ SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ

17 de abril de 1695

Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana Gonzáles y España, conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, o, simplemente, Sor Juana fue una religiosa católica, poeta y dramaturga novohispana. Nació el 12 de noviembre de 1651 en México, y falleció el 17 de abril de 1695. Por la importancia de su obra, recibió los sobrenombres de El Fénix de América y La Décima Musa. Entre sus obras se cuentan montones de poemas galantes, poemas de ocasión para regalos o cumpleaños de sus amigos, poemas de vestíbulo sobre pies o consonancias sugeridos por otros, letras para cantarse en diversas celebraciones religiosas, y dos comedias llamadas “Amor es más laberinto” y “Los empeños de una casa”. Sor Juana aparece en los billetes mexicanos de alta denominación. Es la única artista que aparece en los billetes, aparte de Nezahualcóyotl, también poeta. Inicialmente apareció en los billetes de mil pesos, que con la inflación terminaron volviéndose monedas. Después del recorte de los tres ceros al peso, Sor Juana salió de circulación brevemente, para reaparecer en los billetes de doscientos. Sor Juana fue una niña precoz. A los tres años aprendió a leer junto a su abuelo materno, Pedro Ramírez.

SE FIRMÓ EL TRATADO DE SHIMONOSEKI

17 de abril de 1895

El Tratado de Shimonoseki fue un tratado de paz firmado entre China y Japón el 17 de abril de 1895, el cual puso fin a la Primera Guerra chino-japonesa. Se firmó en el Pabellón de Shunpanro, en la localidad japonesa de Shimonoseki y marcó el final de la conferencia de paz entre el gobierno chino de la dinastía Qing y el gobierno del Imperio Japonés, que había comenzado el 20 de marzo de 1895. Las principales consecuencias del tratado fueron el traspaso de la soberanía sobre la isla de Taiwán, de China a Japón, y el establecimiento de un protectorado japonés sobre la península de Corea, en la que China perdió toda su influencia. En este tratado, China reconoció la independencia de Corea y renunció a cualquier reivindicación territorial sobre ese país que, en la práctica, quedaba bajo influencia japonesa. También, China cedió a Japón la península de Liaodong, y más tarde se vio forzado a ceder a Rusia, Jinzhou, extremo sur de la provincia de Liaoning, así como la isla de Taiwán y el archipiélago de las Islas Pescadores. Además de las pérdidas territoriales, China se comprometió a pagar a Japón 200 millones de taeles (150 millones de dólares de esa época) y aceptaba abrir diversos puertos y ríos al comercio internacional.

¿Que te Pareció? ¡Cuéntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s