Colombia en busca de la cura del Alzheimer

El alzheimer o mal de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta con trastornos conductuales y deterioro cognitivo. Algunos estudios mantienen que lo padecen cerca de 35 millones de  personas en el mundo y que su crecimiento será tal que 66 millones sufrirán de esta dolencia o de cualquier otro tipo de demencia en el año 2030.

Durante décadas los científicos han realizado numerosos esfuerzos por entender esta enfermedad y descubrir las claves que permitan prevenirla. Sin embargo, se cree que en el momento en el que aparecen los primeros síntomas ya existe un daño cerebral irreversible, una situación que impide probar fármacos que sirvan para tratar la enfermedad con efectividad.

A pesar de ello, todavía nos queda una esperanza. Al menos así lo creen los investigadores del Grupo de Neurociencias de la Universidad de Antioquia, Colombia, los cuales llevan 30 años estudiando esta enfermedad luego de identificar a 622 personas que por herencia han desarrollado alzhéimer o presentan riesgo de padecerlo.

La experiencia los ha colocado a la vanguardia del tema a nivel mundial, razón por la cual los doctores Eric M. Reiman y Pierre N. Tariot del Instituto Banner de Alzheimer localizado en Phoenix, Arizona, han puesto en marcha un nuevo estudio de la mano de estos científicos colombianos.

Con un costo total de 100 millones de dólares, dicho estudio se podrá llevar a cabo gracias a la vinculación del  Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (NIH), el Instituto Banner de Alzheimer (BAI) y la empresa farmacéutica norteamericana Genentech, quienes trabajarán de la mano para desarrollar una terapia preventiva dirigida a los pacientes con riesgo potencial de contraer la enfermedad debido a su predisposición genética.

Este avance representa un cambio drástico en el enfoque de las investigaciones para detectar, tratar y prevenir el alzhéimer, ya que se pone a prueba la teoría que ha imperado en su diagnóstico: la hipótesis amiloidea. Esta teoría sugiere que la acumulación de amiloide en el cerebro es lo que determina la progresión de la enfermedad.

Pero, ¿por qué Antioquia? Según el neurólogo Francisco Lopera, director del equipo de investigación colombiano, esta región es la zona del mundo con mayor número de población que ha heredado la enfermedad. Durante el transcurso de su carrera, Lopera mantiene haber identificado a 25 familias con esta patología, transmitida al 50% por ciento de su descendencia.

En algunos de estos casos incluso se ha logrado descubrir que la enfermedad se desarrolla desde una edad tan inusualmente temprana como los 45 años. Pero esto no es muy habitual, ya que numerosos estudios indican que sólo un 3% de los pacientes contraen la enfermedad por causas genéticas, lo que dificulta encontrar las claves para prevenir esta patología. Esta será la primera vez que se analicen personas con un nivel cognitivo normal.

El estudio incluye la participación de más de trescientos colombianos y veinticuatro  estadounidenses a quienes se les inyectará un anticuerpo antiamiloideo denominado Crenezumab, desarrollado por la empresa farmacéutica norteamericana Genetech (socia del proyecto) y la suiza AC Immune S.A.

El Crenezumab es un medicamento que ataca a los beta-amiloides, péptidos que se almacenan en el cerebro de los pacientes con alzhéimer y que algunos científicos consideran causantes de este mal.

La medicina, o un placebo, será suministrada a las personas durante el transcurso de dos años. Durante este tiempo se realizará un seguimiento pormenorizado del líquido cefalorraquídeo, acumulación de proteínas, así como del tamaño y las funciones del cerebro. Al finalizar el estudio podrá determinarse la cantidad de beta-amiloides presentes en el órgano a través de biomarcadores.

Independientemente de los resultados, los investigadores se muestran muy optimistas, ya que el ejercicio científico promete grandes noticias positivas. Si la droga no logra un efecto “limpiador”, el estudio habrá evaluado la pertinencia de esta hipótesis amiloidea. Esto, sin duda alguna, representará un gran paso hacia adelante en la comprensión del mal de Alzheimer, sentando las bases de terapias más efectivas para quienes lo sufran.

¿Que te Pareció? ¡Cuéntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s