Oraciones Subordinadas y Adverbios

ORACIONES SUBORDINADAS
Características de las oraciones subordinadas:
• Están encabezadas por un nexo subordinante.
• Dependen de una oración principal en la cual se incluyen.
• Tienen verbo conjugado.
• Se articulan en sujeto y predicado.
Oraciones subordinadas adjetivas
• Estas estructuras desempeñan la función de adjetivo, ya que
complementan al sustantivo del cual dependen y con el que constituyen
un grupo nominal.
• Al sustantivo que califican se le denomina ‘antecedente’.
• En ocasiones, dichas estructuras pueden ser sustituidas por un adjetivo.
Ejemplo: [(El lugar <que nos recomendaron para descansar>no está lejos de aquí)]
Oraciones subordinadas sustantivas
• Estas estructuras desempeñan la función de sustantivo. Por lo tanto,
pueden desempeñarse como sujeto explícito u objeto directo.
• No posee un antecedente.
• Pueden sustituirse por el pronombre “eso”.
Ejemplo: [(Nos dijeron <que esperáramos>)]

Oraciones subordinadas adverbiales
• Estas estructuras desempeñan funciones propias de los adverbios. En
tal sentido, ofrecen información de lugar, tiempo y modo, pero también
de causa, consecuencia, finalidad y condición.
• Al igual que las subordinadas sustantivas, no poseen un antecedente.
• Pueden sustituirse por adverbios de lugar (allí, ahí, acá, allá), de tiempo
(entonces) o de modo (así)
Ejemplo: [(<Cuando quieras> nos vamos)]

[(Explícalo <como puedas>)]

[(Nos encontraremos <donde digas>)]

ADVERBIOS

Son palabras que indican circunstancias de lugar, tiempo y modo,  aunque también expresan afirmación, negación o duda.  Se clasifican en diferentes grupos de acuerdo con la información que  expresan. De esta manera, los adverbios se clasifican según lo siguiente:

De lugar: Aquí, ahí, allí, arriba, abajo, alrededor, cerca, debajo,  delante, dentro, detrás, fuera, lejos.
De tiempo: Ahora, antes, ayer, aún, después, entonces, hoy, jamás,  luego, mañana, pronto, siempre, tarde, ya.
De modo: Así, alto, bajo, bien, de prisa, despacio.
De cantidad: Apenas, bastante, casi, demasiado, más, menos, mucho, poco, suficiente.
De afirmación: Sí, también.
De negación: No, tampoco, nunca.
De duda: Quizás, acaso.

Se caracterizan, además, por ser invariables en género y número.

Ejemplos:
Ayer llegué tarde a clase.
Dormí bien.
Vivimos aquí desde hace años.
Circule despacio.
El viaje cuesta mucho dinero.
, quiero.
No vendré mañana. Yo tampoco.
Quizás podamos vernos luego.

¿Que te Pareció? ¡Cuéntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s