Oraciones Impersonales

Denominamos impersonales a las oraciones que no hacen referencia explicita a un sujeto expreso o léxico o presentan un sujeto de referencia inespecifica o genérica.

Las construcciones impersonales que no hacen referencia explicita a un sujeto, solamente tienen un sujeto gramatical en 3° persona. Por esta razón, algunos gramáticos las denominan también “unipersonales” 

  • Con el verbo “Haber”

El verbo “haber” puede funcionar como:

  • Verbo auxiliar en los verbos compuestos. Ej: Ellos habrían salido
  • Núcleo oracional con el significado de existir y de forma impersonal: No podemos atribuir un sujeto léxico (explicito) y solo puede operar en 3° persona del singular. Ej: Hay un acto de violencia.

El verbo “haber” en las oraciones impersonales, está acompañado de un objeto directo que se puede conmutar con: lo, los, la, las. Cuando el objeto directo aparece en plural, el verbo figura en singular. lo que señala de forma clara que estamos ante una construcción impersonal. Ej. Hubo una sorpresa – Hubo varias sorpresas.

  • Con el verbo “Hacer” 

Este verbo puede referir a un sujeto expreso o puede funcionar como impersonal.

Cuando funciona como impersonal señala el transcurso del tiempo y/o estados atmosféricos. En las construcciones impersonales al igual que el verbo “haber” solo puede conjugarse en la 3° persona del singular y es obligatoriamente seguido por una información que indica temporalidad o estado atmosférico. Ej: El hace deberes – Hace tiempo que no lo veo – Hace frío.

  • Con los verbos ser, estar y parecer

Los verbos copulativos (ser, estar y parecer) funcionan como verbo impersonal cuando expresan fenómenos naturales, generalmente meteorológicos. No tienen referencia explicita a un sujeto y están conjugados en 3° persona del singular.  Ej: Está frío – Parece invierno – Es un día primaveral.

  • Con verbos atributivos 

Los verbos “llover”, “anochecer”, “helar”, “relampaguear” y muchos otros más permiten construir construcciones impersonales. Dada su naturaleza no hacen referencia a un sujeto y solo se conjugan en 3° persona del singular. Ej: Llueve torrencialmente –  Nieva usualmente

  • Con el pronombre “Se” 

Otra forma de expresar la impersonalidad es lograda con el pronombre “Se” las construcciones con “se” son muy habituales en el lenguaje cotidiano. Es más común encontrarlas en la vía pública, carteles, en avisos laborales o afiches publicitarios. Estas construcciones se conforman con el pronombre “se” seguido de un verbo conjugado en 3° persona del singular.

En estas construcciones la presencia del “se” imposibilita la aparición de un sujeto explicito a pesar de que estas construcciones describen una acción o circunstancia que implica la intervención de alguien. Ej Se alquila – Se precisa cajera.

  • Con verbos sin conjugar (terminaciones ar- er- ir)

Otra forma de generar contexto impersonal consiste en utilizar infinitivos ya que, al no aportar información gramatical, las acciones que estos proporcionan quedan indeterminadas. Se supone que hay alguien que realiza la acción expresada por el verbo, pero no se lo identifica. Este tipo de construcciones es muy empleada en instructivos o manuales en la elaboración de los objetivos de un proyecto e incluso en recetas.

  • Con verbos conjugados en 3° persona del plural

En ocasiones, el enunciador expresa ideas sin hacer referencia al sujeto que ejecuta la acción ya sea por no conocer a tal sujeto, no desea mencionarlo o porque resulta desconocido por el receptor. En otros casos el enunciador opta por emplear sustantivos colectivos que cumplen la función de sujeto léxico, en este caso la construcción no sera impersonal pero de todos modos quedará expresado el carácter genérico.

  • Con verbos conjugados en 1° persona del plural

Habitualmente en los textos expositivos, el enunciador desea utilizar en la construcción de su discurso lo que se denomina plural sociativo, que sirve para involucrar al receptor de dicho proceso expositivo. En este recurso, el enunciador, ademas de incluir al receptor con quien comparte una realidad, colocar a su persona en segundo plano y desdibujar su presencia ordenando un contexto impersonal o indefinido.

  • En 2° persona del singular

En este tipo de construcciones, el pronombre “te” no hace referencia a un recepto particular, sino que refiere a un conjunto de individuos no determinados: refiere a todos en general y a nadie en particular.

La impersonalidad está dada por la indeterminación del pronombre que funciona como objeto directo o indirecto. Este procedimiento para expresar impersonalidad es común en el registro familiar, principalmente en la oralidad. Mediante esta modalidad de expresión, el enunciador se comunica de manera subjetiva o afectiva, tratando de involucrar al recepto y a si mismo, pero hablando de modo general.

A diferencia del resto de las construcciones impersonales antes estudiadas, en este caso puede hacer referencia explicita a un sujeto léxico, ya que la impersonalidad es originada por la presencia de los pronombres de 2° persona: tu/vos/usted/te/tu. Ej: Te matás trabajando y nadie te lo reconoce (podríamos explicitar un sujeto: vos)

  • Con el sujeto UNO/A (pronombre indefinido)

En las construcciones impersonales, el pronombre indefinido “uno” se desempeña como el sujeto léxico, pero se trata de un sujeto indeterminado.

Su presencia genera la impersonalidad ya que el pronombre incluye al enunciador, al receptor y a la humanidad en general. Ej: Uno trabaja toda la vida para percibir una jubilación miserable

¿Que te Pareció? ¡Cuéntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s